Abogado de Mordeduras de Perro en Austin

Austin es una de las ciudades más amigables con los perros en todo el país. Sin embargo, a veces los perros pueden ser impredecibles. Si un perro se siente amenazado, existe una buena posibilidad de que este morderá o atacará. Cada año se reportan cientos de mordeduras de perro en Austin. Una mordedura de un perro puede ocasionar lesiones severas. En casos excepcionales, las mordeduras y ataques de perros pueden incluso ser fatales.

¿Usted ha sufrido una lesión por la mordedura de un perro en Austin? Podrá tener derecho a recibir una indemnización por parte del dueño del perro. Los abogados de lesiones personales de Lorenz & Lorenz pueden ayudarle a maximizar su compensación económica. Contacte a nuestro despacho legal en Austin hoy mismo para agendar una asesoría gratuita. Cuando llame, revisaremos su caso y le explicaremos sus opciones legales.

Estadísticas de Mordeduras de Perros

El perro puede ser el mejor amigo del hombre, pero siempre existe un riesgo al tratar con animales.

¿Qué tan comunes son las mordeduras de perro en Austin?

Cada año, se reportan más de 4.7 millones mordeduras de perro en Estados Unidos. Muchos de estos ataques ocurren aquí mismo en Austin y el Condado de Travis. En años recientes, el número de mordeduras de perro en la región ha ido en aumento. En el 2012, se reportaron 1,560 mordeduras de perro en el condado. Para el 2015, se reportaron 1,696 mordeduras, equivalente a un incremento de casi 9%.

¿Dónde Ocurren las Mordeduras de Perros?

Las mordeduras de perro pueden ocurrir en propiedad privada, parques públicos o en la banqueta. Sin embargo, comúnmente las mordeduras de perro no ocurren en público. De hecho, la gran mayoría de ellas ocurren en la casa donde vive el perro. Un estudio sobre mordeduras de perro mortales en Texas reveló que el 80% de esos ataques fueron en la propiedad del dueño del perro.

¿Quiénes son Víctimas de Mordeduras de Perro?

Los niños tienden a ser víctimas de mordeduras de perro con más frecuencia que los adultos. Según un estudio, el 68% de las víctimas de mordeduras fueron niños menores de 11 años. Más de la mitad de esos niños tenían dos años o menos.

Los perros tienden a ponerse defensivos si se sienten provocados o amenazados. Los niños, especialmente los muy pequeños, no siempre entienden cómo interactuar con los animales de manera segura. Quizás tampoco entiendan que sus acciones pueden provocar la reacción de un perro. Como resultado, un niño podrá tomar la comida de un perro, jalar su cola, o molestar al animal. Algunos perros podrán reaccionar de manera defensiva ante el niño. Esta puede ser la razón por la cual los niños se sufren más ataques de perros que los adultos.

¿Texas cuenta con la Ley de una mordida?

Algunos estados cuentan con leyes que establecen que el dueño de un perro puede ser responsable por cualquier lesión causada por una mordida, sin importar el historial de agresión del perro. Otros estados, incluyendo a Texas, estipulan que un dueño no es automáticamente responsable por la conducta violenta de su perro si se trata de la primera vez. En su lugar, bajo la ley de una mordida, el dueño es responsable sólo si éste sabe que el perro es propenso a ser peligroso o agresivo.

En otras palabras, el dueño puede evitar tener la responsabilidad por la primera mordida del perro. Después de eso, el dueño sabe que el perro es propenso a morder y está obligado a hacer lo posible para prevenir que eso vuelva a suceder. Si no tiene éxito, y el perro vuelve a morder alguien, el dueño puede ser responsable por las lesiones y daños consecuentes.

Negligencia vs. responsabilidad estricta en casos de mordeduras de perros

Si usted ha sufrido una lesión por una mordedura de perro en Austin, podrá tener derecho a recibir una indemnización. Existen dos maneras de plantear su demanda por mordedura de perro. Usted podrá basar su caso en negligencia o responsabilidad estricta.

Negligencia

El dueño de un perro podrá ser responsable por las lesiones causadas por una mordedura si su negligencia contribuyó al ataque. La negligencia ocurre cuando:

  • Una persona tiene e ignora su responsabilidad de cuidar a los demás, y
  • Esa violación provoca una lesión.

Los dueños tienen la responsabilidad de limitar el daño potencial que su perro pueda causar a los demás. Si un dueño no controla a su perro, no lo mantiene en un patio cercado, o no lo mantiene amarrado con correa, podrá ser considerado como negligente. Cuando esa negligencia contribuye sustancialmente a una lesión o ataque, el dueño podrá tener ser responsabilizado por el ataque y los daños.

Responsabilidad Estricta

Los dueños también pueden ser estrictamente responsables por las lesiones causadas por su perro. Responsabilidad estricta significa que el dueño del perro es responsable, aunque tome medidas para controlar a sus perros. Las víctimas no tienen que comprobar que el dueño fue negligente. En cambio, la víctima sólo debe mostrar:

  • Que sufrió una lesión por una mordedura o ataque de un perro, y
  • Que el dueño del perro sabía – o debió haber sabido – sobre el historial o propensión del perro a ser agresivo.

Si un perro ha sido violento o atacó a alguien en el pasado, el dueño puede ser estrictamente responsable por todos sus ataques en el futuro.

Es importante destacar que su oportunidad para recibir una compensación puede ser limitada si usted provocó al perro o de alguna manera contribuyó a su propia lesión. Estas excepciones no aplican si la víctima de la mordedura de perro es un niño.

Indemnizaciones disponibles para casos de mordeduras de perro en Austin

Las mordeduras de perro pueden causar mucho daño. Muchas lesiones requieren cuidado médico intensivo y costoso. Algunas lesiones son tan severas que las víctimas son obligadas a faltar a su trabajo por mucho tiempo. Otras causan discapacidades o carga emocional que impiden a las víctimas a trabajar en la misma capacidad que antes. Afortunadamente, los dueños de perros pueden ser personalmente responsables por estos (y otros) gastos.

Cuando usted interpone una demanda por mordedura de perro, podrá tener derecho a recibir compensaciones por:

  • Gastos médicos
  • Salarios e ingresos perdidos
  • Discapacidad
  • Pérdida del disfrute de la vida
  • Deformidades y cicatrices
  • Carga emocional
  • Dolor crónico
  • Sufrimiento y más.

Los abogados de mordeduras de perro en Austin de Lorenz & Lorenz lucharán enérgicamente para obtener una compensación justa para usted. Trabajaremos arduamente para asegurar que usted recupere todo el dinero que merece.

Lesiones Comunes por Mordeduras de Perros

Las mordeduras de perro pueden ser física y emocionalmente devastadoras. En 2016, se reportaron cerca de 1,700 mordeduras de perro en el Condado de Travis. De éstas,

  • el 75% ocasionó lesiones menores
  • el 15% ocasionó lesiones moderadas, y
  • el 3% ocasionó lesiones severas.

Algunos despachos legales solo aceptan casos que involucran lesiones severas. En Lorenz & Lorenz, ningún caso es muy grande ni muy pequeño. Estamos aquí para ayudarle a obtener una compensación por todas sus lesiones por mordeduras de perros, incluyendo, entre otras:

  • Huesos rotos
  • Laceraciones
  • Lesiones en tejidos blandos
  • Infecciones
  • Parálisis
  • Amputaciones, y
  • Muerte por negligencia.

Nuestra meta es responsabilizar a los dueños de perros por sus lesiones. Llame hoy a nuestro bufete legal para aprender más sobre cómo podemos ayudarle.

Plazo de prescripción para demandas por Mordeduras de perro en Texas

Usted contará con un tiempo limitado para interponer su demanda por mordedura de perro. La ley del estado Texas impone un estricto plazo de prescripción en todos los casos de lesiones personales. En términos generales, usted cuenta con dos años a partir de la fecha del ataque del perro para iniciar una demanda. Usted perderá el derecho a obtener una indemnización financiera si no interpone su demanda a tiempo.

Puede proteger este derecho al contactar a Lorenz & Lorenz para solicitar ayuda inmediatamente después de un ataque de perro.

¿Necesita Ayuda?

Una mordedura de perro puede ser devastadora. Las lesiones pueden causar mucho dolor y sufrimiento. Lo último que debe hacer es intentar llevar una demanda compleja por mordedura de perro por su cuenta. Las compañías de seguros lucharán contra usted durante todo el proceso y harán todo lo necesario para impedir que usted reciba el dinero que merece.

Contratar a un abogado le dará el tiempo que necesita para recuperarse, mientras que lo coloca en la mejor posición para maximizar su compensación económica. Contacte a nuestros experimentados abogados de mordeduras de perro en Austin para agendar una asesoría gratuita y sin compromisos. Usted cuenta con un periodo de tiempo limitado para actuar, así que llame ahora.